Derecho de acceso a la Historia Clínica

¿Sabes quién puede acceder a tu Historia Clínica?

El artículo 18 de la Ley 41/2002 es el que prevé el derecho de acceso a la historia clínica. Este artículo plantea varias situaciones que vamos a resumir a continuación.

Tú como paciente tienes derecho a acceder a la historia clínica y a obtener una copia de la misma, también en calidad de representante (si estás acreditado como tal) por tener relación familiar o de hecho con el paciente en cuestión.

Las anotaciones subjetivas de los profesionales podrán permanecer ocultas, al igual que cualquier información que pueda afectar a la intimidad del paciente. Así mismo, si un paciente que fallece, manifestó expresamente la prohibición del acceso a su historia clínica, no se podrá acceder a la misma.

Esto está íntimamente relacionado con la Ley Orgánica del Poder Judicial, la cual reconoce al paciente el derecho a obtener información de su historia clínica

Existen varias limitaciones al derecho de acceso:

– En primer lugar, cualquier dato de terceras personas que les pueda perjudicar, y que estuviera incorporado en la Historia Clínica del paciente por el interés terapéutico que pudiera conllevar.

– En segundo, las anotaciones y comentarios privados de los propios profesionales sanitarios que escriben en la historia a modo particular.

Lo que no es correcto, es que un profesional sanitario que no trate a un paciente en concreto, acceda a su historia clínica, por mera curiosidad, pudiendo conllevar responsabilidades legales.

A modo de ejemplo, puedes ver en este enlace el reciente caso de una enfermera que fue condenada a cuatro años de cárcel por espiar la historia clínica de su expareja; al igual que este caso en Baleares, médico condenado a tres años y tres meses de prisión por haber accedido al historial clínico de su expareja, de la hija, de la hermana y del marido de la misma. O este otro, en el que el médico fue condenado a dos años y seis meses de prisión por haber cotilleado la historia clínica de sus compañeros.

¿Qué ocurre en muchas ocasiones?

Que el derecho de acceso a tu propio historial clínico, o al de un familiar fallecido se complica, siendo el momento de contactar con un profesional para que te asesore sobre cuál es la mejor forma de conseguir la Historia Clínica. Contacta aquí si ese es tu caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *