Cualquier intervención realizada por profesionales de la salud conlleva una serie de riesgos no controlables. Sin embargo, cuando se produce un daño por acción o por omisión, y esto pudo evitarse, estamos ante una negligencia médica y, por tanto, puede ser reclamada.

 

La negligencia médica en partos es de los casos más habituales, y de los más consultados a los abogados especialistas en negligencias médicas. En 2020, nacieron en España 148 bebés con alguna discapacidad por mala praxis que dejaron en ellos distintas secuelas. Sufrimiento fetal, parálisis cerebral o braquial son algunas de ellas. 

En el parto, tanto la mujer como el feto corren riesgos para su salud. Por ello, las negligencias durante el parto pueden afectar a uno de los dos, o incluso a ambos.

NEGLIGENCIAS MÉDICAS QUE PUEDEN AFECTAR A LA MADRE

 1. Episiotomía: Es la incisión mal ejecutada que se usa generalmente para facilitar la salida del feto. Puede producir daños permanentes, como incontinencia fecal.

2. Desgarros vaginales:

Son producidos por un uso incorrecto de fórceps o ventosas durante el parto.

3. Infecciones graves:

Pueden ser producidas por restos placentarios olvidados o por una incorrecta asepsia.

 

Bebé-despues-de-nacer-negligencia

NEGLIGENCIAS MÉDICAS QUE PUEDEN AFECTAR AL FETO 

  1. Falta de oxígeno. 

La hipoxia durante el parto es una de las complicaciones más frecuentes y, dependiendo de la gravedad de la misma, se pueden producir desde leves secuelas neurológicas hasta daños cerebrales más graves como la muerte cerebral.

     2. Errores de diagnóstico. 

Se dan cuando las revisiones por parte del personal médico especializado no se realizan cómo se deben o cuando el diagnóstico que da no es el correcto y produce daños irreversibles.

  3. Mal uso del fórceps o la ventosa obstétrica

 Estos instrumentos son utilizados en casos concretos para que el feto pueda salir con ayuda . Su mal uso por parte de personal no experimentado puede producir daños tanto a la madre como al feto.

 

¿TIENES SOSPECHAS DE QUE LA MADRE O EL BEBÉ HAN SIDO VÍCTIMAS DE UNA NEGLIGENCIA MÉDICA DURANTE EL PARTO ? 

Tema Negligencia médica en partos. Un bebé muy mono sonriendo entre sabanas

Durante el parto, transcurridas unas semanas o incluso meses después de este, pueden manifestarse una serie de daños o patologías cuya causa directa ha sido el alumbramiento.

Para saber que estamos ante una negligencia médica en el parto tendremos que hacer un estudio del caso en concreto. Este análisis no es simple, porque en ocasiones las secuelas de los errores sanitarios se manifiestan meses más tarde del nacimiento.

Si tienes la mínima presunción de que dichos daños pueden haber derivado de una actuación médica negligente, es importante contactar a un abogado especialista en negligencias médicas, para que pueda estudiar tu caso con detalle y de forma personalizada. El profesional de derecho sanitario podrá decir si ve indicios de negligencia médica, y, por tanto, decidir si se podría iniciar un proceso de reclamación.

Los abogados en negligencias médicas se encargará de:

  • Determinar si aplica una negligencia médica en el caso, y en caso de ser afirmativo, determinar  la indemnización a reclamar.
  • Iniciará las acciones judiciales y extrajudiciales necesarias para restablecer los derechos de la víctima y sus familiares.
  • Para agilizar el proceso, pedir la recolección de la documentación necesaria para el análisis y éxito del caso.
¡Consulta con abogados de negligencia médica! 

¿CÓMO DENUNCIAR UNA NEGLIGENCIA MÉDICA POR PARTO?

 Lo primero que debes hacer para denunciar una negligencia médica por parto es aportar todos los informes médicos que correspondan al embarazo, al parto, y todos los estudios e informes que se hayan hecho posteriormente a estos, es el primer paso para evaluar si hay una causa demostrable. 

Con todo eso a mano, los abogados especialistas en negligencias médicas, junto con los médicos expertos o perito de negligencia médica, podrán determinar si hay caso, y por consiguiente evaluar si se puede solicitar una indemnización. El importe de la indemnización dependerá únicamente de la gravedad y la repercusión de los daños.

Por ejemplo, la falta de oxígeno o hipoxia causa daño cerebral permanente, y trae como consecuencia que el desarrollo del bebé no sea el normal, porque tendrá dificultades tanto para hablar como para aprender, esto implica una indemnización específica. Entonces, para computar una indemnización, se debe valorar el alcance de los daños, y para ello es imprescindible el estudio personalizado del caso.

 

Consulta con nuestro equipo EPM abogados. Especialistas en negligencias médicas en Madrid. 

Asesoramiento online